Feb
08

Francisco Moya promete

martes, febrero 8 del 2011

Francisco Moya, a la izquierda, siendo juramentado por el fiscal del estado de Nueva York, Eric Schneiderman, frente a sus padres, hermano y sobrina. Fotos Javier Castaño

El padre Carlos Agudelo le echó la bendición a Francisco Moya, quien pasó directo a atacar el infierno: “Este año tenemos que acabar con la criminalidad en Albany”. Los políticos que estaban en la primera fila torcieron la cara. Hubo aplausos mientras que Cecily Moya, de un año y sobrina del nuevo asambleísta, le sonreía a los políticos y al público que llenó el auditorio del Salón de la Ciencia en el Parque Flushing de Queens.

Francisco Moya, de 37 años, tomó juramento como el primer político de origen ecuatoriano en ser elegido a un cargo público en los Estados Unidos. Se apoderó de la Asamblea 39 que comprende los vecindarios de Jackson Heights, Elmhurst y Corona.

Su plan de acción para alcanzar el purgatorio: “No permitiré que los propietarios de vivienda se vuelvan más ricos, apoyaré a los pequeños negocios, buscaré la forma de crear trabajos en este vecindario, traeré los recursos económicos que esta zona necesita y lucharé por una mejor educación”. Hubo más aplausos. “Por eso busco la ayuda de todos ustedes, para que volvamos a caminar sin miedo en la noche”.

El presidente del condado de Manhattan, Scott M. Stringer, le advirtió sobre los riesgos de su viacrucis: “Es fácil ganar una elección, pero es más difícil gobernar en tiempos difíciles”. Nadie aplaudió.

“Las personas han perdido confianza en los políticos”, dijo Eric Schneiderman, fiscal del estado de Nueva York, antes de juramentarlo. “Moya es un hombre que no da paso atrás y sabrá hacer su trabajo”.

El concejal Daniel Dromm dijo que Moya “sabrá unir a toda la comunidad y en especial a la comunidad gay. Francisco gobernará sin escándalos por la comunidad lésbica y gay”. El concejal Dromm insiste en su comunidad gay. Y allí estaba Matt Hinojosa, directivo de Queens Pride, organizadores del Desfile Gay de Queens, quien añadió: “Francisco apoya la comunidad gay y por eso lo apoyamos”. Y punto.

Moya nació en el barrio de Corona y fue allí en donde comenzó su activismo, creando el Corona Garden Neighborhood Association a la edad de 15 años. Luego trabajó en el Hospital Elmhurst y con la congresista Nydia Velázquez, quien no acudió a la juramentación. Otro que tampoco pasó a bendecir a Moya fue el congresista Joseph Crowley, pero mandó un video con este mensaje: “Disculpa que no pude asistir. Estoy orgulloso de ti. Este es un día espacial y que Dios te bendiga”.

Ante la ausencia de Velázquez y Crowley, el senador Charles Schumer se subió al púlpito a pronunciar el sermón. “Llevo 37 años como político en Nueva York… Este es un acto de nuestra democracia, cuando le pasamos la antorcha al elegido. Francisco posee un gran résumé, este es un gran vecindario y el distrito 39 de la Asamblea representa el futuro de esta nación”. Amén.

Fue en ese mismo vecindario de Corona en donde los padres de Moya se conocieron en los años 60 durante la Feria Mundial en el Parque Flushing. Todos los políticos que acudieron a la ceremonia de posesión no ahorraron palabras para felicitar a los padres del nuevo asambleísta, incluyendo al contralor de la ciudad, John Liu, al contralor del estado, Thomas DiNapoli, y al asambleísta Michael DenDekker, quien fue el maestro de ceremonias del ascenso de Francisco Moya al poder político.

“La posesión de mi hijo es el resultado del intenso trabajo que ha hecho en la comunidad y digo con humildad que me había imaginado este momento”, dijo Edgar Moya, el padre del nuevo asambleísta de Queens. “Siento una profunda alegría porque esto es lo que quería Francisco desde niño, ser el elegido para ayudar a la gente. Me había imaginado este día porque mis dos únicos hijos se han desarrollado para lograr esto”, dijo la madre María Luisa.

El otro hijo de los esposos Moya es el mayor, Edgar, quien siempre está al lado de su hermano en desfiles y fiestas privadas y actos públicos. Edgar coordinó muchos de los aspectos de la posesión y se mostró amable y sonriente. Como su hermano, vestía impecable.

Francisco Moya habló muy bien de su padre, veterano de la guerra en Vietnam. “Madre, sin ti no soy nada. Gracias por criarme y por estar a mi lado. Todo lo he hecho por ti y te dedico esta victoria”, dijo el nuevo asambleísta. A su hermano mayor Edgar le dedicó estas palabras: “Te quiero porque has destruido muchas barreras para que yo llegara hoy aquí”.

Francisco Moya también habló del recién creado grupo político del Partido Demócrata de Queens conocido con el nombre de Unity. Allí están sus ex adversarios políticos, el ahora senador José Peralta y la concejal Julissa Ferreras, quienes también tomaron el micrófono para exaltar a Moya. “El distrito 39 que ahora ocupa Francisco fue en donde yo concebí mi visión como político y todavía falta mucho por hacer. Ahora enfrentamos un déficit de 11 billones y nos espera una gran pelea en Albany. No podemos hacer recortes sobre los hombros de los pobres y Francisco nos ayudará a salir adelante. Francisco es el mejor”, dijo el senador Peralta.

Francisco Moya frente al público en el Salón de la Ciencia del Parque Flushing de Queens.

“Francisco y yo nos parecemos porque ambos peleamos por nuestra comunidad y ya es hora de invertir en este vecindario”, dijo la concejal Ferreras. “Apoyen a nuestros comerciantes y no vayan a comprar a Walmart . Peralta, Moya y yo les damos la bienvenida a este vecindario”.

El concejal Jeffrey Aubry dijo que tenía fe en Moya “porque trae los valores de la familia”. A su lado habían otros políticos como la concejal Elizabeth Crowley, y los asambleístas Marcos Castro y Guillermo Linares, pero a ninguno de estos les fue permitido hablar. Tampoco habló Jorge López, cónsul de Ecuador en Nueva York.

Doris Nowillo Suda, quien estaba entre el público, dijo que la historia de Francisco Moya es interesante “porque es un hombre humilde, trabajador y con valores familiares”. Lo mismo dijo su tío Luis Nowillo. “Francisco es mi amigo, me da consejos, quiere trabajar por la comunidad y es humilde y respetuoso”, añadió Stephanny Vizuete, de la Sociedad Dominico Americana, con sede en Corona, Queens.

Francisco Moya en la mitad de dos generaciones de ecuatorianos en Nueva York: Aida González y Walter Sinche.

Al comienzo del acto de posesión de Francisco Moya como asambleísta del distrito 39 de Queens, la niña Jacqueline López cantó los himnos de Ecuador y de los Estados Unidos. Su mirada profunda atrajo la atención de los presentes. Se izaron las banderas de ambas naciones y la gente se puso la mano en el pecho.

Los políticos y sus asistentes se fueron temprano. No esperaron a la comida y al vino. Pero antes de ponerle el pecho a la noche, al frío y la nieve, hablaron en voz baja, comentaron ‘fuera de récord’, como les gusta, y prefirieron el anonimato.

El mayor problema que enfrentará Francisco Moya como asambleísta es lo que dicen los políticos y la gente ‘fuera de récord’. Critican su escasez de liderazgo y conocimiento de los asuntos que afectan su distrito, lo ven como una marioneta del poder demócrata y como un hombre sin carácter. Pero la política está llena de sorpresas y el balón está en el terreno de Moya. La comunidad observa el desarrollo del juego. Moya puede demostrar que sabe hacer goles olímpicos o que simplemente pasará a la banca a esperar órdenes. On the record: “Moya es un aliado del Partido Demócrata y un verdadero líder de la comunidad”.

Javier Castaño

Comments (1)

  • febrero 7, 2011 at 7:57 am |

    Sr. Castaño:

    Publico EcuaTimes quincenalmente. Alguien me envió su articulo con referencia al juramento de Moya el 5 de Feb. Con su permiso, quisiera reproducir parte de él en nuestra próxima edición. Obviamente, con su nombre como autor.

    Best regards!

    Aldo

Deja tu comentario