Jan
23

Gooool de la MLS a favor del estadio de fútbol en el Parque Flushing

miércoles, enero 23 del 2013

Desde la izquierda, John Ferrera, Jack Friedman, Juan Inga, José Perata y Brett Lashbrook. Foto Javier Castaño

Desde la izquierda, John Ferrera, Jack Friedman, Juan Inga, José Peralta y Brett Lashbrook. Foto Javier Castaño

En el restaurante Sabor Latino de Elmhurst, Queens, dueños de negocios y políticos le ayudaron a meter un gol a la Liga Nacional de Fútbol (MLS). “Es el momento perfecto para construir un estadio de fútbol en el Parque Flushing por el acceso a transporte, por los fanáticos latinos y porque le inyecta energía a la economía de la ciudad de Nueva York”, dijo John Ferrera, propietario de la Casa de Ropa Interior que está ubicada en Junction Boulevard. Ferrera ha vivido más de 50 años en Queens y su negocio tiene más de 30 años en ese sector.

(Voices of NY translated this piece to English and this is the link)

Jack Friedman, director ejecutivo de la Cámara de Comercio de Queens, ayudó a meter el gol diciendo que “el estadio traerá buenos trabajos, sindicalizados, y muchas oportunidades de negocio para este condado. Es lo mejor que le puede pasar a los negocios”.

El senador José Peralta y el asambleísta Francisco Moya celebraron el gol de la MLS con entusiasmo: “Trabajaremos en conjunto para traerle beneficios a la comunidad”, dijo Peralta. “Le agradezco a la MLS por esta iniciativa que ayudará a los pequeños negocios de Queens”, añadió Moya.

El más entusiasta fue Juan Inga, copropietario del restaurante Sabor Latino. “Amamos el fútbol y apoyamos la construcción del estadio porque ayudará a nuestros negocios”, dijo Inga al lado de Brett Lashbrook, asistente especial del comisionado de la MLS.

“Tenemos el apoyo de más de mil empresarios de Queens y ese lugar es nuestra única opción para construir el estadio de fútbol por el fácil acceso y por los fanáticos latinos que viven en el área”, dijo Lashbrook. “Reemplazaremos las zonas verdes que utilizaremos y trabajaremos con la comunidad y la ciudad de Nueva York para controlar problemas como el estacionamiento y el control de borrachos y multitudes, durante y después de los partidos de fútbol”.

La MLS dice que la construcción del estadio para 25,000 fanáticos generará 2,100 trabajos de construcción, 160 empleos de tiempo completo y 750 de tiempo parcial.

Pero mientras la MLS y los empresarios celebraban el gol, al frente del restaurante Sabor Latino había descontento. “El estadio destruirá espacios verdes, habrá tropel de gente y los fanáticos van a orinar en el parque”, dijo Jorge Durango de la organización Make the Road New York. Una diez personas esgrimían carteles en contra de la construcción de estadio de fútbol. “Queremos estadio, pero no en el parque”, decía uno de los letreros.

“Eso es mentira porque el parque mejoraría la comunidad y nuestros niños se alejarán de las drogas debido a la ilusión que traerá ese estadio”, dijo Juan Aguilar antes de que una mujer en representación de Occupy Queens  que estaba al lado de los integrantes de Make the Road New York lo empujara y le quitara de sus manos el cartel en apoyo a la MLS con el fin de tirarlo a la calle y pisotearlo.

“El pueblo quiere el estadio de fútbol en el Parque Flushing”, dijo Carlos Beltrán cuando caminaba por la avenida Roosevelt el mismo día que la MLS anotó el gol en el restaurante Sabor Latino.

Javier Castaño

Deja tu comentario