Feb
04

Más atentados terroristas con bombas en Colombia

sábado, febrero 4 del 2012

La población de Colomnbia está sorprendida con la reciente ola de ataques terroristas.

Ataques de las FARC con explosivos en el suroccidente de ese país dejan cerca de 19 muertos y decenas de heridos. El Gobierno ha anunciado un plan de recompensas y aumentó el pie de fuerza en las zonas afectadas.

Las autoridades colombianas encontraron otros dos carros bomba en las carreteras de las poblaciones de Miranda (Cauca) y Pradera (Valle), suroccidente del país. Uno de ellos explotó hoy viernes, mientras trataban de desactivarlo, dejando un herido.

Colombia ha sufrido varios atentados en los últimos tres días. El pasado miércoles una moto bomba explotó frente a la comisaría de policía del municipio de Tumaco dejando 11 muertos y cerca de 70 heridos.

El jueves en villa Rica, departamento del Cauca, un carro bomba mató a cuatro personas y dejó cerca de 20 heridos.

Desde muy temprano, este viernes, las autoridades colombianas detectaron los otros dos carros bomba en carreteras de las poblaciones de Miranda y Pradera, suroccidente del país.

Los atentados realizados en diferentes poblaciones al suroccidente de Colombia en menos de 72 horas, y que dejan cerca de 19 muertos hasta el momento, desataron una enérgica condena por parte de organizaciones internacionales que piden investigar los hechos y judicializar a los responsables, que al parecer serían las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

La organización internacional de derechos humanos HRW se pronunció este viernes pidiendo que se realice una investigación “imparcial” de los atentados en el país andino y que se lleve ante la justicia a los responsables.

“Estos ataques indiscriminados que matan civiles son crímenes despreciables, hayan sido cometidos por las FARC o por cualquier otro grupo armado”, señaló en un comunicado el director para las Américas de HRW, José Miguel Vivanco, quien agregó que “los responsables de estas atrocidades deben ser llevados ante la justicia”.

Por su parte, el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, a trevés de su portavoz, lamentó las pérdidas humanas tras los atentados. “Cualquier pérdida de vidas humanas es lamentable”, dijo el portavoz Martin Nesirky.

Este jueves, cuando ya se registraban cerca de 15 muertos por los dos primeros atentados, el secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, había pedido el fin de estas “atrocidades” afirmando que eran “una afrenta contra el Estado colombiano y un crimen deleznable en contra de la población que merece el rotundo rechazo de toda la comunidad internacional”.

Insulza, además, condenó la actitud de las FARC, presuntos autores de las explosiones, afirmando que “estos crímenes desacreditan de manera rotunda los mensajes de paz que las FARC habían hecho públicos recientemente”.

Esta ola de atentados se une a los planes terroristas que han sido frustrados por las autoridades colombianas en el departamento del Meta, tras la incautación de 152 granadas que eran trasladadas en pipetas de gas, y que se relacionan con una explosión en el departamento del Tolima donde escondían material explosivo en un hotel. Voa

Deja tu comentario