Feb
19

Rafael Correa es reelecto en Ecuador por amplia mayoría

martes, febrero 19 del 2013

“Esta revolución no la para nada ni nadie, estamos haciendo historia. Estamos construyendo la patria chica y la patria grande (Latinoamérica)”. Esas fueron las palabras iniciales que dijo al pueblo ecuatoriano el presidente Rafael Correa Delgado, minutos después de conocer su contundente triunfo que lo llevará a estar cuatro años más en el poder y gobernar Ecuador hasta el 2017.

Con más del 70 por ciento de los sufragios escrutados, Correa logró el 56,7 por ciento de los votos, por lo que automáticamente fue proclamado triunfador en una sola vuelta. Su contendor, el banquero Guillermo Lasso, lo siguió con un distante 23,3 por ciento.

Con este resultado, Correa, luego de una década de inestabilidad política en la que se derrocó a tres mandatarios, se convierte en un hito en la historia ecuatoriana al ser el único presidente que en seis años de gobierno ha logrado mantener su popularidad sobre el 50 por ciento y ha ganado siete procesos electorales consecutivos.

Carismático, autoritario, laborioso o prepotente, Correa ha sabido manejar una amplia propaganda política a su alrededor y ha podido financiar su ‘revolución ciudadana’ gracias a la bonanza que le han dejado los precios récord del petróleo (que ha bordeado los 100 dólares por barril).

Aunque sus políticas han sido cuestionadas por quienes sostienen que extremó el control del Estado sobre los sectores estratégicos, el éxito político de este exprofesor universitario de 49 años se basa en programas que han reducido la pobreza y en haber triplicado los presupuestos en educación y salud, para atender a sectores de la población largamente olvidados.

Entre las claves de su popularidad está también la inversión que ha hecho en infraestructura. Se han construido 7 mil kilómetros de carreteras en todo el país y Quito está próxima a tener una línea de metro y un nuevo aeropuerto.

Analistas comparan la popularidad y el apego social de Correa con los logros del extinto mandatario José María Velasco Ibarra, elegido cinco veces presidente del Ecuador, aunque solo terminó uno de sus períodos.

La jornada electoral de los 11,6 millones de ecuatorianos habilitados para sufragar se realizó en un ambiente pacífico. Según los 360 observadores internacionales, hubo “absoluta normalidad”.

Lasso aceptó los resultados y felicitó a Correa, pero también resaltó el triunfo de su movimiento político, Creo, que de cero se convirtió en la segunda fuerza política del país y se declaró el segundo líder político de Ecuador.

“Lo mejor está por venir” dijo efusivamente el mandatario. “No queremos nada para nosotros, solo dejarles a nuestros hijos un país mejor que el que recibimos”, insistió.

‘Prensa corrupta’

Correa señaló que una de las grandes derrotadas fue “la prensa corrupta, mercantilista”, y adelantó que la relación que tiene con los medios de comunicación será la misma que ha mantenido durante su gobierno. “Los cuestionamientos que tengo para esos medios privados no se afectan por una ventaja o derrota electoral”, señaló.

“Ecuador y América Latina tienen la peor prensa. Están acostumbrados a hacer lo que les da la gana, y eso tiene que acabar. Tenemos que lograr una sociedad donde manden los ciudadanos, no alguien que tuvo plata para comprarse una imprenta”, resaltó.

Proclama victoria

Minutos después de conocerse los primeros resultados a boca de urna, Correa hizo presencia en un balcón del palacio de Carondelet y saludó a sus seguidores que se congregan en la Plaza Grande, quienes lo vitorearon. Allí proclamó que estará en el poder durante cuatro años más.

“Muchísimas gracias por esta enorme confianza. Saben que nunca les hemos falldo, y nunca lo haremos. Esta victoria es de ustedes”, dijo Correa en medio de ovaciones. Y agregó: “Nada para nosotros, todo para ustedes. Qué viva la Patria”. (Vea un resumen en imágenes de la victoria de Correa)

“Muchas gracias por este apoyo. Jamás los vamos a defraudar, compañeros”, reiteró el Mandatario durante su corto discurso.

Por su parte, Lenín Moreno, actual vicepresidente de Ecuador, dijo: “Querido Rafael, queridos amigos, jamás habrá un corazón más agradecido como este vicepresidente que los ha querido como nadie y a quien le han dado la oportunidad de servir como a nadie”.

“Es momento de limar asperezas y de ver el futuro luminoso que tiene Ecuador. Estamos viviendo la leyenda de la revolución. Los que quieran quedarse fuera, problema de ellos. Y lo repito: nunca habrá un corazón más agradecido como el mío”, agregó. (Lea un perfil de Rafael Correa)

Posteriormente, en una rueda de prensa en Carondelet, afirmó: “Hoy podemos decir que Ecuador es un país mucho mejor que cuando nosotros recibimos. No hay mejor carta de presentación porque en cada rincón de la Patria se veía la mano de la revolución”, dijo.

Correa reiteró en su discurso en el apoyo recibido de la ciudadanía a las políticas de Gobierno. “Tenemos apoyo más consolidado. La gran diferencia la hace la consolidación de Alianza País, ahora sí tenemos un partido político consolidado”, indicó.

Los siete triunfos electorales de Correa

Correa apareció en la palestra política en el 2005 luego de la caída del expresidente Lucio Gutiérrez, cuando fue nombrado ministro de Economía por el expresidente Alfredo Palacio.

Considerado ‘el outsider’ de proceso electoral del 2006, dio la sorpresa al pasar a la segunda vuelta electoral con el 27,16 por ciento de votos para enfrentar al magnate Álvaro Noboa que ganó la primera vuelta con el 28,23.
Sin embargo, luego de una contundente campaña, Correa ganó la segunda vuelta electoral con el 57.2 por ciento de votos y asumió el poder en enero del 2007.

Su propuesta de ‘revolución ciudadana’ logró la aceptación de los ecuatorianos y apenas llegado abril 2007, Correa convocó al referendo para instalar una Asamblea Constituyente para reformar la Carta Magna y cambiar la normativa jurídica del país. Un contundente 82 por ciento favoreció el referendo propuesto por Correa.

Un tercer proceso eleccionario se realizó en abril del 2007 para designar a los miembros de la Asamblea Constituyente. Correa logró una amplia mayoría a su favor con el 70 por ciento de escaños para su partido, Alianza País, y grupos aliados a su propuesta.

La nueva Constitución ecuatoriana fue aprobada en septiembre del 2008 con el 64 por ciento y como consecuencia de la redacción constitucional se convocó a elecciones generales anticipadas en las cuales Correa volvió a ganar la Presidencia en una sola vuelta con el 51,9 por ciento de los votos.

Un referendo constitucional y consulta popular, convocados por Rafael Correa en 2011, para que los ecuatorianos decidieran sobre varios aspectos de la vida nacional como las corridas de toros, los juegos de azar y la obligatoriedad de la afiliación a la seguridad social, recibieron la respuesta favorable para las tesis correístas.

Ahora, este nuevo triunfo electoral le permitirá a Correa gobernar hasta el 2017, luego de lo cual, según él mismo ha anunciado dejará la vida pública y se mudará a Bélgica, país de nacimiento de su esposa Anne Malherbe.

MAGGY AYALA SAMANIEGO
Corresponsal de EL TIEMPO
Quito

Deja tu comentario