Feb
19

Tango Negro en Mes de la Herencia Africana en EE.UU.

martes, febrero 19 del 2013

El Teatro Thalia de Sunnyside, Queens, está haciendo algo revolucionario: rescatar las raíces negras del tango argentino y uruguayo. Es una deuda con la historia que ha comenzado a tomar fuerza en el mundo. “El tango nació en estas dos naciones y quise traer esa otra cara del tango que no se conoce demasiado”, dijo Angel Gil Orrios, director ejecutivo del Teatro Thalia y productor general de Afro-Tango.

Hace algo más de un siglo, en Argentina y Uruguay había una gran población negra que posteriormente fue eliminada, aislada o expulsada. En Uruguay nació el candombe, que no es tan pasional como el tango, pero es más alegre y conectado a Africa. Por eso este show en el Teatro Thalia incluye los tres tambores del candombe.

Raúl Jaurena en el Teatro Thalia de Sunnyside, Queens.

Raúl Jaurena en el Teatro Thalia de Sunnyside, Queens.

En este show, Raúl Jaurena, ganador del Grammy Latino, interpreta el bandoneón, mientras que su hija Carolina Jaurena baila con su parejo Andrés Bravo. “Es una gran mezcla de tango y candombe que deleita a la audiencia”, dijo Carolina, quien estuvo a cargo de la coreografía y baila tango desde que era niña. Su madre, Marga Mitchell, también canta en el show Afro-Tango.

La pareja de bailadores negros está integrada por Milteri Tucker y Sekou McMiller, quienes aparecen en la portada de esta edición. Tucker es bailarina, coreógrafa profesional y actriz, además de fundadora de Bombazo Dance Co. (www.bombazodanceco.com). “Es un honor bailar en este show del Teatro Thalia y darle una luz positiva a las voces y bellas caras Afro- Latinas”, dijo Milteri.

Las parejas de tanto en el Teatro Thalia. Fotos Javier Castaño

Las parejas de tanto en el Teatro Thalia. Fotos Javier Castaño

Tango parejas

TEATRO THALIA: 41-17 Greenpoint Ave. Sunnyside, Queens

(718) 729-3880  www.thaliatheatre.org

Afro-Tango, hasta el 17 de marzo 2013 

En el show Afro-Tango se interpretan y bailan 20 canciones como Gallo ciego, Biricunyamba, Negra María, El llorón, El negro Manuel y Candombe blanco. El Teatro Thalia tiene capacidad para 100 personas y esto le otorga un ambiente íntimo.

Investigación

Un grupo de investigadores de la Universidad Nacional de La Plata logró revelar lo que hasta ahora aparecía como uno de los secretos mejor guardados de la historia del tango. Basados en entrevistas, viejos documentos, antiguas partituras, y ajadas fotografías que permanecieron ocultos durante años, confirmaron con rigor científico la influencia negra en los orígenes del género musical más representativo de los argentinos.

Las investigaciones estuvieron a cargo de la Cátedra Libre de Estudios Afroargentinos y Afroamericanos, que dirige el licenciado en Antropología Norberto Pablo Cirio.

“En Argentina nunca se puso demasiado énfasis en identificar los orígenes o la influencia africana del Tango; por el contrario, se siempre se trató de invisibilizar u ocultar esta realidad”, dijo Cirio. “Para nuestro orgullo blancoeuropeo representa una piedra en el zapato, una mancha congénita que se ha intentado si no eliminarla, por lo menos ocultarla bajo la alfombra. La Argentina no se diferencia de los demás países americanos por no tener población negra, sino por no reconocerla como parte integrante y viva de nuestra configuración sociohistórica e identitaria”.

“Hay una enorme cantidad de documentos que dan cuenta de la presencia negra en el tango”, asegura el investigador. Como ejemplo, señala que la letra del tango “El Entrerriano”, que marca el comienzo de la denominada Guardia Vieja, fue compuesto en el año 1897 por Rosendo Mendizábal, un compositor afroargentino descendiente de negros esclavos. Y va más allá: “aunque la mayoría de la gente lo desconoce, el reconocido pianista, compositor y director de orquesta, Horacio Salgán, tiene origen esclavo; y lo mismo ocurre con Guillermo Barbieri (abuelo de la actriz Carmen Barbieri), quien fue compositor y además guitarrista de Carlos Gardel”.

Libro

El tango es hijo de la diversidad, la misma que es Buenos Aires a fines del siglo XIX: inmigrantes, prostitutas, niños bien, hombres de campo y criollos marginales; arrabal y señores de comité; habanera, milonga y tango andaluz. Y negros. La hilera de esclavos que requiere la modernidad económica en la Conquista desparrama ritmo y sonidos por toda la extensión del continente. Es negro spiritua l y blues en el norte, rumba y samba en el centro, candombe y tango en el sur. Buena parte de América se hace sonora bajo la hegemonía rítmica africana.

Juan Carlos Cáceres está radicado en París desde fines del los años 60. Músico y profesor de historia del arte, acaba de publicar el libro Tango negro. La historia negada: orígenes, desarrollo y actualidad del tango (Planeta). El título es elocuente: hay un descuido, si no un rechazo explícito a reconocer la presencia afroamericana en las raíces del tango.

Entonces, la historia del tango pierde su palidez y se abre con raíces candomberas, con color de instrumentos rítmicos y percusivos, tambor y baile, comparsas de carnaval, erotismo y milonga. Para Cáceres lo que parecía atrofiado se revela como un destino que el tango no puede eludir. Las raíces negras se ven en toda la historia del tango, a pesar de todo, en “El negro alegre” de Villoldo, y en “Tango de los negros” de Arturo de Nava, grabados en 1907; en “Milonga negra”, interpretada por Mercedes Simone; en la voz de Alberto Castillo, que en la milonga-candombe “Estampa del 800” se pregunta “¿Qué pasó?…” (la misma pregunta que se hace Cáceres respecto de los negros en el tango); en “Tanguango”, de Astor Piazzolla o en “Taquito militar” de Mariano Mores. También en los músicos o compositores afroamericanos (el payador Gabino Ezeiza o el pianista Rosendo Mendizábal) y en el origen del vocabulario: canyengue, quilombo, matungo, yumba o la misma palabra tango , todas de origen negro).

Para Cáceres “las teorías y prácticas racistas ayudaron a que al tango –y en particular su nexo con la tradición africana– históricamente, primero se lo haya marginalizado, luego no analizado y por último desprestigiado”.

Guitarrista negro argentino a finales del siglo 19.

Guitarrista negro argentino a finales del siglo 19.

AvanTango

El bajista argentino Pablo Aslan es considerado el Embajador del tango en el mundo. Vive en Nueva York y se ha presentado en Jazz at Lincoln Center, además de otros clubes locales, incluyendo el Teatro Thalia. “El tanto y la milonga tienen su origen en el Congo y posteriormente en Cuba. Fueron las orquesta militares, integradas por negros, las que introdujeron su ritmo en Argentina para crear el tango. La mayoría de guitarristas y pianistas argentinos de finales del siglo 19 eran argentinos negros”, dijo Aslan.

Para ver el video en donde explica el origen negro del tango, ingrese a YouTube y escriba: Pablo Aslan y su AnvanTango.

 

Comments (4)

  • mayo 7, 2014 at 1:52 pm |

    Tal vez no hablan de Rossi porque quieren hablar y traer a la luz una parte que esta escondido en una amnesia social que ciertos individuos no quieren que se traiga a la luz o aceptar y aunque la verdad esta en minoria sigue siendo la verdad contrario a la mentira que nunca es la misma.

  • PEDRO FERREIRA (H.)
    mayo 7, 2013 at 5:07 pm |

    Es una muy buena informacion para quienes tenemos y consideramos alCANDOMBE como nuestra expresion cultural musico-danzante mas importante

  • Baba ólorisá Gustavo
    febrero 15, 2013 at 8:23 pm |

    Estimados.
    El material es muy bueno; pero debo hacer una pequeña referencia correctiva. El Kandombe; que se recreó en el Uruguay, tiene cuatro (4) Tamboriles. Sus nombres son: Chico, Repique, Piano y Bombo.
    Por más información; que poseemos, tienen mi dirección de correo. Bendiciones.

  • Don Juan
    febrero 15, 2013 at 5:35 pm |

    Hablar del Tango con origen en lo africano y no hablar de Vicente Rossi es algo q no tiene mucho sentido, es como hablar de Psicoanalisi y no mensionara Freud

Deja tu comentario